El primer puré de tu bebé

A los 6 meses el bebé abandona la lactancia materna exclusiva y empezamos a introducirle nuevos alimentos, como las verduras o las hortalizas, en forma de purés. Descubre nuevas texturas y sabores que deberán conquistar a su estómago.

El sistema digestivo de nuestro bebé ha ido madurando y ya está preparado para recibir nuevos alimentos. Las verduras y hortalizas son suaves y serán los primeros nuevos ingredientes que probará el bebé, bajo recomendación del pediatra.

  • Empezarás con ingredientes de fácil digestión, con un contenido en fibra no excesivo y de sabor suave. Este será el caso de hortalizas como las zanahorias, el puerro, las patatas o la judía verde. La calabaza o calabacín se introducirán a partir de los 4-6 semanas posteriores a la introducción de los primeros ingredientes.

  • Empieza con purés con base de patatas y añade las hortalizas una a una, para identificar posibles intolerancias, que le puedan causar malestar.

  • Los ingredientes deben estar frescos, bien limpios y en perfecto estado.

  • Limpia bien los ingredientes para no dejar tierra ni restos químicos. No te pases con el cocinado, que hará que se pierdan los nutrientes.

  • Cuando estén los ingredientes triturados, añade una cucharadita de aceite de oliva crudo para intensificar su textura y sabor.

Ten en cuenta que hasta su adaptación, los primeros días puede cansarse a las pocas cucharadas. Si no consigues que se lo tome, prueba con una sola verdura como la zanahoria, que es dulce y añade leche para suavizar el sabor.

Artículos relacionados