Pequeños cuidados, mayor bienestar

Recomendaciones y cuidados

Es igual de importante cuidar nuestra alimentación como cuidar nuestro cuerpo frente a los cambios y molestias del embarazo. Conoce algunas recomendaciones con trucos y soluciones para que te sientas mejor.

etapa-img1
  • Cabello
    • Evita el secador siempre que se pueda.

    • Prescinde de tintes o colorantes con amoníaco o con componentes químicos.

    • No utilices productos químicos para moldear o desrizar.

    • Lávate el pelo con suaves masajes circulares para mejorar el flujo sanguíneo.  

    • Péinate suavemente de forma habitual.

    • Utiliza un cepillo con cerdas redondeadas para mejorar la microcirculación del cuero cabelludo.

  • Caída del cabello en el postparto
    • Opta por alimentos con una fuente rica en vitaminas del grupo B, vitamina A y vitamina C, minerales (hierro, calcio y yodo) y aminoácidos como la cistina.

    • Opta por productos democosméticos para fortalecer el cabello (champús y mascarillas).

  • Higiene personal

    Evita el aumento de sudoración y la secreción de grasa durante el embarazo con baños y duchas diarias. Además, son relajantes y mejoran la circulación así que, ¡te sentirás mucho mejor!

  • Higiene dental

    Mantén una boca cuidada con dientes y encías limpias durante el embarazo, ya que el aumento de la necesidad de calcio puede provocar gingivitis, caries y otras patologías. ¡Toma nota de algunas recomendaciones!

    • Cepíllate los dientes un mínimo de dos veces al día.

    • Hazlo suavemente, masajeando encías para fortalecerlas y evitar el sangrado y la disminución de la sensibilidad.

    • Utiliza hilo dental o cepillos interproximales para combatir la sensibilidad o el sangrado. Utiliza, también, un dentífrico con flúor y enjuagues. Visita de forma periódica a tu dentista durante el embarazo.

    • Consume alimentos ricos en calcio y vitamina A y D, para aportar a tu bebé las cantidades necesarias, sin recurrir a las reservas, huesos o dientes.  

  • Higiene íntima

    Debes tener cuidado con este aspecto durante el embarazo debido al aumento del flujo vaginal (leucorrea), tanto en cantidad como consistencia, y adquiere coloraciones más oscuras. Algunos consejos:

    • Bebe mucha agua.
    • Opta por jabones líquidos y suaves adecuados para la higiene íntima y de uso exterior. Evitarás las infecciones por hongos y cándidas.
    • Se recomienda un mínimo de una o dos limpiezas diarias de la zona.
    • Seca cuidadosamente las zonas íntimas para evitar el crecimiento de gérmenes.
    • Usa ropa íntima cómoda de tejidos naturales como el algodón.
    • Evita los lavados vaginales ya que alteran la flora beneficiosa y aumentan el riesgo de infección.
    • Si notas picor o escozor, consulta a tu especialista.
  • Estrías de la piel
    • Mantén una hidratación extrema durante todo el embarazo, con especial atención a los últimos meses y a los primeros del post-parto.

    • Mantén una alimentación rica y sana, bebe líquidos para mejorar la hidratación interna.

    • Utiliza crema específica para estrías, para mejorar la resistencia de la piel.

    • En caso de aparición de estrías, sigue estos consejos para disminuirlas o disimularlas.

    • Ante cualquier duda, consúltalo con tu ginecólogo o farmacéutico  y recuerda que muchas estrías del embarazo se verán menos con la disminución de peso.

  • Cuidado de las manchas de la piel
    • Frente al sol, utiliza siempre crema con factor de protección elevada.

    • No alargues las horas bajo el sol para evitar que se vean más las manchas.

    • Muchas manchas desaparecen después del parto, sino podrás consultarlo con un especialista.

  • Cuidados del pecho
    • Hidrátalo muy bien continuamente ya que es una zona sensible y muy propensa a la aparición de estrías.

    • A partir de los 6 meses de gestación, si produces calostros, utiliza discos absorbentes para no manchar la ropa y lava bien el pecho con agua y jabón, para evitar irritaciones.

    • Tras el parto, sigue hidratando los pechos para evitar las grietas. Hay productos que te ayudarán a ello.

    • Cuando dejes de amamantar puedes utilizar productos dermocosméticos para recuperar la firmeza.

  • Combatir las hemorroides
    • Muévete, camina, o pasea. Haz los ejercicios de Kegel.
    • Toma baños de asiento calientes ya que mejoran la circulación, y altérnalos con paños fríos, que ayudan a disminuir la inflamación y la sensación de dolor.
    • Mantén la zona perianal (desde la vagina hasta el recto) muy limpia.
    • Si las molestias no mejoran, consulta con tu médico para valorar la aplicación de algún tratamiento de crema antihemorroidal.
  • Varices y circulación de la sangre
    • No estés largas horas de pie.

    • No cruces las piernas mientras estás sentada.

    • Eleva las piernas por encima de la cadera (siempre que puedas hacerlo).

    • Realiza ejercicios con los pies.

    • Utiliza medias compresivas (bajo prescripción médica) para mejorar la circulación durante la gestación.

  • Ejercicio

    Los ejercicios tienen grandes beneficios para la madre y el bebé: mejorar el sistema cardiovascular, favorecer la pérdida de peso, disminuyen la ansiedad, mejoran el estado anímico y favorecen el descanso. También conseguirás combatir molestias durante el embarazo (dolores de espalda, piernas cansadas, etc.). Algunas estudios afirman que realizar ejercicio hará que el parto sea más rápido y menos doloroso. Si no tienes un embarazo de riesgo podrás hacer ejercicio, siguiendo estos consejos:

    • Relájate y estira al finalizar cualquier sesión de entrenamiento.

    • Hidrátate mientras realizas ejercicios para evitar acalorarte excesivamente.

    • Come frutas, verduras y carbohidratos como pasta y cereales.

    • En el segundo y tercer trimestre no hagas ejercicios con la barriga hacia abajo, que empeoran el flujo sanguíneo al vientre.

    • No te ahogues, ya que el oxígeno tampoco le llegará a tu bebé.

    • ¡Mantén el equilibrio! Probablemente no seas tan ágil como antes del embarazo.

    • Evita deportes de choque y de equilibrio: hockey, futbol, gimnasia, esquí, etc.

    • ¿Los más recomendados? Los que no requieren mucho esfuerzo físico ni levantamiento de peso, como la natación o un largo paseo.

    • El ejercicio en el agua hará que te sientas más ligera y cómoda.

  • Estreñimiento
    • Añade a tu dieta alimentos ricos en fibra como los integrales o las frutas.

    • Hidrátate (agua, zumos, caldos,…).

    • Haz ejercicio para estimular el tránsito intestinal.

    • Marca una hora para ir al baño cada día.

    • Levanta las piernas en el baño, para relajar el esfínter anal.

    • Si el estreñimiento no mejora consulta con tu ginecólogo. No te automediques, no todos los laxantes son aptos para el embarazo.

  • Dolor de espalda
    • Utiliza calzado cómo durante la gestación.

    • Cuando te agaches, mantén la espalda erguida y dobla las rodillas.

    • Mantén la espalda recta y las caderas adelantadas al sentarte en la silla, con la ayuda de un cojín o toalla.

    • Cuando estés tumbada, coloca una almohada entre las piernas para mantener la espalda correctamente.

    • Fortalece los músculos de la espalda y los glúteos, realizando ejercicios. Consulta qué ejercicios te ayudarán a ello.

    • Ponte calor en las contracturas, con una bolsa de agua caliente o una esterilla, para que se produzca un efecto calmante.

    • Si el dolor persiste, acude a tu médico. Nunca te automediques.  

  • Piernas cansadas
    • No pases largos ratos de pie.

    • Si se te hinchan los pies, siéntate y elévalos.

    • Siéntete cómoda, con las piernas elevadas.

    • Realiza ejercicios para combatir las piernas cansadas:

    • Túmbate boca arriba y eleva las piernas, realizando círculos y el movimiento de la bicicleta.

    • Dobla las piernas, levanta una de ellas y, sujetándola con las dos manos por la pantorrilla, tira con cuidado hacia ti todo lo que puedas.

    • Túmbate boca arriba y relájate cruzando y doblando las piernas hacia la barriga.  

    • Si la sensación de retención de líquidos es alta puede ser indicador de hipertensión arterial. Si la hinchazón persiste, consulta con tu ginecólogo.

  • Falta de sueño
    • Relájate con ejercicios para combatir el estrés.

    • Bienestar total con temperaturas agradables, ropa cómoda y almohada de apoyo. Relájate con un baño o ducha antes de acostarte.

    • Evita levantarte por las noches.

  • Molestias digestivas
    • Evita el tabaco.

    • Come pequeñas cantidades, 5 veces al día.

    • Evita comidas pesadas, picantes, grasas, bebidas con cafeína, chocolates, …

    • Reposa semisentada después de cada comida.

    • Deja reposar la cena, antes de irte a dormir.

    • Duerme semiincorporada, con la ayuda de cojines o almohadas.

    • Hidrátate y bebe mucho durante las comidas.

    • Usa ropa cómoda, que no oprima el estómago y pueda disminuir la sensación de ardor.  

    • Si las molestias persisten, consulta a tu ginecólogo.

Un producto para cada necesidad

En Laboratorios Ordesa contamos con una amplia gama de productos de las marcas de alta calidad para satisfacer las necesidades de los más pequeños. Desde aquí puedes conocer la que mejor se ajusta a la edad, usos, etapas y características de tu bebé, y encontrar el sabor y la textura con la que seguramente acertarás. ¡Buen provecho!