Compartiendo el primer año juntos

Molestias

El cambio de hábitos comporta tanto la desaparición de típicas molestias de los primeros meses, como la aparición de otras nuevas. Aspectos como el empezar a caminar, dientes que salen, las nuevas pautas de alimentación, cambios de horarios o de espacio son una nueva aventura para aprender a controlar. ¡Te explicamos las más importantes!

  • Ayudándole a que se encuentre mejor

    La fibra como las verduras y las frutas son una buena solución a la hora de hacer frente a la aparición de heces duras y poco frecuentes. La fibra ayudará a disminuir el estreñimiento, absorbiendo el agua y permitiendo que el bolo alimenticio aumente y la consistencia disminuya. La fibra ayudará a una más fácil expulsión, gracias a su capacidad y resistencia a los enzimas digestivos.

    ¿Cómo combatirlo?

    • Aumentar la dosis de fibra en la dieta.
    • Evitar alimentos astringentes, que favorecen la aparición de heces duras: manzana sin piel, zanahoria, arroz o plátano.
    • Masajear a tu bebé con suaves movimientos circulares y rápidos, que estimulará los músculos y favorecerán el tránsito intestinal. Acuéstalo de espaldas, sujetando las piernas juntas y rotándolas.
    •Evita la estimulación, los supositorios u otros fármacos sin la indicación de tu pediatra. No queremos que el estreñimiento se vuelva crónico.

    Diarreas

    El bebé, en etapa de guardería, acostumbra a sufrir trastornos gastrointestinales con una mayor frecuencia. Es común la diarrea, que se caracteriza por heces blandas y poco consistentes y por el aumento de la frecuencia de las deposiciones. Puede provocar deshidratación, vómitos y desgana.

    La diarrea, actúa como respuesta para eliminar microorganismos perjudiciales para el intestino del bebé. Acostumbra a ser pasajero y el organismo destruye el virus en pocos días.

    ¿Cómo calmarlas?

    • Hidrata al bebé con muchos líquidos como agua y zumos o con soluciones de rehidratación oral.
    • Aliméntalo lo mejor posible y anímale porque probablemente pierda el apetito.
    • Prueba con alimentos astringentes como el plátano, la manzana, o papillas infantiles que contienen arroz en combinación con zanahorias. Las heces se volverán más duras y disminuirá su frecuencia.

Un producto para cada necesidad

En Laboratorios Ordesa contamos con una amplia gama de productos de las marcas de alta calidad para satisfacer las necesidades de los más pequeños. Desde aquí puedes conocer la que mejor se ajusta a la edad, usos, etapas y características de tu bebé, y encontrar el sabor y la textura con la que seguramente acertarás. ¡Buen provecho!