Animándole a caminar... ¡cuidando sus pies!

Estimúlale

Tu bebé aún no camina pero tendrás que acompañarle en casa uno de sus movimientos que, muy pronto, pasarán de simples gateos a primeros pasitos. En esta etapa será importante seguir con atención cada uno de sus desarrollos y centrar especial atención en sus pies, con un calzado adecuado y estimulándole para que empiece a dar pasitos.

  • Máxima comodidad para descubrirlo todo

    El calzado, en esta etapa, se convierte en el elemento central. Pasaremos del calzado como elemento complementario y decorativo, de protección contra el frío o humedad al calzado como protagonista. A partir de los 7 meses el bebé empezará a querer recorrerlo todo e intentará dar sus primeros pasitos. Es importante que lo haga con el calzado adecuado y con la máxima seguridad.

    Mientras tanto, puedes estimularle a gatear sin calzado, sobre el césped, sobre arena,… favoreciendo, así, el conocimiento de su cuerpo y mejorando el equilibrio, el desarrollo de los músculos, el desarrollo de los pies o la circulación. Prepáralo para dar sus primeros pasos.

  • Recomendaciones para el calzado
    • El calzado adecuado es aquel con el que tu bebé se sienta más cómodo.

    • Para evitar rozaduras, deberá ser flexible y un poquito más largo y ancho que su pie.

    • Elige calzado que favorezcan la transpiración: materiales de fibras naturales, piel o lona.

    • Un calzado que no oprima y proporcione confort térmico.

    • Es preferible calzado de punta redondeada y cerrada y, a poder ser, con punta reforzada para los niños que se ponen de pie.

    • Opta por los que se adaptan al pie con cordones, hebillas o velcro. Y que recubran los tobillos. No se aconsejan las chanclas o zuecos.

    • La suela del zapato debe proporcionar un buen agarre y ser antideslizante. También debe ser fina y blanda para crear amortiguación y aporte de flexibilidad.

    • Opta por calzado no forrado en el interior, para evitar rozaduras por costuras y refuerzos.

    • Durante la etapa de gateo, la parte posterior del pie debe estar reforzada ligeramente, para aportarle mayor estabilidad en su primeros pasitos.

    • Al principio, puedes confundir zapato derecho e izquierdo, ¡no te preocupes! El calzado infantil carece de forma.

Un producto para cada necesidad

En Laboratorios Ordesa contamos con una amplia gama de productos de las marcas de alta calidad para satisfacer las necesidades de los más pequeños. Desde aquí puedes conocer la que mejor se ajusta a la edad, usos, etapas y características de tu bebé, y encontrar el sabor y la textura con la que seguramente acertarás. ¡Buen provecho!