Procurándole bienestar

Molestias

Cada etapa trae consigo algunas molestias ligadas al desarrollo que hacen que tu pequeño tenga algunos dolores: pérdida de apetito, dientes y dolor de encías,... Pequeños factores que hacen que no se acabe de sentir a gusto. Conoce algunos consejos para mejorar su bienestar en esta nueva etapa.

  • Descubre las molestias en esta etapa

    El sueño nocturno

    A esta edad los bebés ya suelen tener un sueño regular, aunque hay algunos que aún les cuesta conciliar el sueño y se despiertan llorando o se despiertan con frecuencia. Asegúrate que esté bien, que no tenga frío ni calor e intenta que se adapte a la rutina del sueño contándole cuentas, cantándole canciones o acostándole en su cunita abrazado a su peluche.

    Dientes y dolor de encías

    A partir de los seis meses empezarán a aparecer los primeros dientes. Este hecho trae consigo algunas molestias como: inflamación de encías, más babas y el querer llevárselo todo a la boca. ¿Cómo aliviarle el dolor? Prueba con un mordedor frío y, en caso que el pediatra te lo recomiende, utiliza algún analgésico para calmar el dolor. No será necesaria la aplicación de ningún producto sobre las encías.

    Estreñimiento

    Si tu bebé tiene problemas intestinales puede ser debido a la introducción de nuevos alimentos que hayan podido cambiar su hábito. Si esto sucede, es recomendable darle fibra en papillas de cereales integrales y evitar los alimentos astringentes, es decir, aquellos que provocan heces más duras (plátano, zanahoria o arroz). Calma las molestias de tu bebé con suaves masajes.

    Pérdida de apetito

    En esta etapa también puedes observar una pérdida de apetito por parte de tu bebé, consecuencia de la introducción de nuevos alimentos. Son cambios bruscos en sabores y texturas y esto puede llevar a la pérdida de interés por algunos alimentos.

    No le fuerces a comer nada que no quiera, puede que a tu hijo le cueste adaptarse al nuevo alimento y, con paciencia, poco a poco se irá acostumbrando a las nuevas características.


    ¿Cómo mejorar estos problemas?

    • Crea divertidos y delicioso platos y alimentos. Si le resultan atractivos a tu bebé seguro que los incorporará antes a su dieta.

    • Seduce a tu bebé con una papilla de sabor agradable, con buena olor y textura. Que la papilla tenga un buen sabor, olor y textura.

    • Tu bebé no podrá resistirse si es una papilla cremosa y suave pero, sobre todo, homogénea. La mejor opción serán las papillas dextrinadas.

    • Y mucha dosis de paciencia. Hay bebés que se adaptan rápido a los nuevos alimentos y otros que lo harán más lentamente. ¡Con paciencia todo se consigue!


    Cualquier consulta que tengas ponte en contacto con tu pediatra.

Un producto para cada necesidad

En Laboratorios Ordesa contamos con una amplia gama de productos de las marcas de alta calidad para satisfacer las necesidades de los más pequeños. Desde aquí puedes conocer la que mejor se ajusta a la edad, usos, etapas y características de tu bebé, y encontrar el sabor y la textura con la que seguramente acertarás. ¡Buen provecho!