Las primeras molestias…

Molestias

La llegada del bebé nos llena de alegría pero con ella también llegan las preocupaciones ante situaciones en que no sabes cómo actuar para calmar las molestias del bebé. ¿Cuáles son las dolencias más comunes del recién nacido? ¿Cómo se debe actuar en cada situación? Conoce las molestias más comunes de esta primera etapa y apunta las siguientes recomendaciones.

  • Reconocer la razón del malestar

    El cólico del lactante

    Es un problema común en los primeros meses del lactante que se suele manifestar en la primera quincena de su vida. El recién nacido aún está desarrollando su sistema digestivo, por lo que le cuesta digerir y absorber la leche. Esto puede producir exceso de gases, regurgitaciones y estreñimiento, que interrumpirán el sueño del bebé y lo pondrán molesto. Afortunadamente, el sistema digestivo va madurando y alrededor de los 3-4 meses de vida se consolidará mejor.

    ¿Cuáles son los síntomas?: El bebé se mostrará intranquilo, irritable, con dolor abdominal y constantemente llorando, usualmente por las tardes y noches. Los episodios de llanto inconsolable suelen durar 3 horas o más, y se repiten por lo menos 3 días a la semana.

    ¿Cómo aliviarlo?: Intenta crear ambientes de relajación y tranquilidad al momento de alimentar al bebé. Antes de dormir puedes darle un baño con agua tibia, mecerlo en la cuna, y cantarle para mejorar el sueño. 

    El estreñimiento 

    Puedes alimentar a tu bebé de vez en cuando con papillas de frutas aptas para su edad que favorecen la digestión, y lo ayudan a eliminar sus deposiciones más fácilmente. Intenta masajear el abdomen de tu bebé suavemente para relajarlo, o prueba con baños de agua tibia que favorezcan su tránsito intestinal.

    Las Regurgitaciones

    Al igual que el resto de su sistema digestivo, la válvula que abre el esófago hacia el estómago del bebé aún no ha madurado completamente, por lo que a veces no cierra del todo y el contenido del estómago sube hasta la boca. Suele regularse durante los primeros tres meses de vida. Puedes ayudar a tu bebé a evitar el reflujo colocándolo en posición inclinada después de comer, por ejemplo con una almohada detrás de su espalda que lo levante, y evitando moverlo demasiado; esto mantendrá el alimento en el estómago.

    Conciliar el Sueño

    Conciliar y mantener el sueño es un problema común en alrededor del 30% de los lactantes, por lo que es fundamental ayudarlos a adquirir los hábitos correctos para que no se convierta en un problema en su desarrollo. Es durante el sueño cuando los bebés liberan la hormona que los hace crecer, y también cuando su cerebro se desarrolla más.

    Los bebés recién nacidos aún no pueden diferenciar el día y la noche, continúan su horario fetal, por lo que despiertan para pedir alimento cada 3-4 horas. A medida que va creciendo los horarios se vuelven más nocturnos, pero no todos los bebés adquieren estas habilidades al mismo tiempo.

    La mejor solución para regular el sueño del bebé es, primero, ambientar correctamente el espacio donde duerme – que sea silencioso, con poca luz y que duerma siempre en su cuna. Asegúrate, también, que el bebé reciba una alimentación adecuada y nutritiva, puesto que compuestos como el triptófano ayudan a regular el ritmo de sueño del bebé.

Un producto para cada necesidad

En Laboratorios Ordesa contamos con una amplia gama de productos de las marcas de alta calidad para satisfacer las necesidades de los más pequeños. Desde aquí puedes conocer la que mejor se ajusta a la edad, usos, etapas y características de tu bebé, y encontrar el sabor y la textura con la que seguramente acertarás. ¡Buen provecho!