Cómo limpiar un biberón en 4 pasos

Actualmente, muchos bebés toman su leche materna en un biberón, debido al ritmo diario de trabajo de las mamás; o a su vez, toman leche de fórmula cuando por distintos motivos la lactancia se ha visto interrumpida.

La limpieza de los biberones es esencial para evitar que las bacterias y los microorganismos se adhieran al chupón y al recipiente. El saber cómo limpiar correctamente un biberón podría ahorrar un dolor de cabeza a muchas mamás… Pero tranquila, con estos 4 sencillos pasos lograrás mantener tus biberones limpios y listos para usarlos otra vez, sin poner en riesgo a tu bebé.

1. Para empezar, es necesario esterilizar el biberón antes de usarlo por primera vez. Así eliminarás posibles bacterias. Una vez esterilizado, debes lavarlo con agua y jabón. Toma en cuenta que a pesar de que no es necesario esterilizarlo cada vez que lo usas, no pasa nada si de vez en cuando lo haces.

2. Luego de cada uso, se recomienda lavar el biberón con agua y jabón. Para esto, separa cada una de las partes del biberón (el chupón, la tapa y el recipiente de la leche) y límpialas con agua caliente y jabón. Actualmente existen jabones sin olor, elaborados especialmente para lavar los biberones, pero también se puede usar el jabón lavavajillas de la cocina.

3. Para el siguiente paso, se debe usar un cepillo especial para limpiar biberones. Este cepillo tiene dos partes: la más grande que sirve para limpiar el recipiente, y la más pequeña que ayuda a llegar a los bordes y/o lugares precisos dentro del biberón, eliminando así posibles residuos de leche que hayan quedado adheridos en el interior.

4. El último e importante paso es el secado del biberón. Para hacerlo, sacude cada parte del biberón y colócala boca abajo, en un lugar seco, limpio y aireado. Se puede usar el papel de cocina o un escurridor de biberones. Sin embargo, para el secado no es recomendable usar trapos de cocina previamente utilizados para secar vajilla o cualquier tipo de utensilio, ya que podría existir contaminación.

Asimismo, se puede lavar el biberón en la máquina lavaplatos. Solamente debes asegurarte que las piezas estén colocadas correctamente para evitar que el agua se estanque y que no queden restos de jabón. Para combatir con mayor fuerza a las bacterias y eliminar la suciedad, es importante lavar los biberones en altas temperaturas. ¡Ahora ya puedes preparar  Blemil plus 3 0% en tu biberón limpio y listo para usar!

Artículos relacionados