¿Sabes cuánto calcio necesita un niño?

Según la edad del niño, los pequeños deben  tomar una cantidad determinada de calcio al día. El calcio es un mineral imprescindible en cualquier etapa de la vida, y especialmente en la infancia, cuando se pueden ver afectados el crecimiento, la formación de sus dientes o el desarrollo del sistema nervioso y muscular si existe un déficit.

Aproximadamente el 98% del calcio ingerido se almacena en los huesos y los dientes, y teniendo en cuenta que los niños se encuentran en constante crecimiento, necesitan un aporte continuo de calcio, aunque las cantidades pueden variar en función de la edad:

De 0 a 6 meses

Los 6 primeros meses de vida, el aporte de calcio necesario es de 200 miligramos al día. Si tu bebé toma leche materna, no debes preocuparte porque le aporta la cantidad que necesita. Si lo alimentas con leche para bebés, el pediatra debe controlar que toma la cantidad adecuada de biberón , aunque es muy sencillo comprobarlo mirando la información del tarro. Los niños prematuros necesitan una mayor  ingesta de este mineral, por lo que, en caso de tomar biberón, necesita una leche especialmente formulada para ellos.

De 6 meses al año

Para los niños de entre 6 meses y un año, la cantidad de calcio recomendada es de 260 miligramos al día. La fuente principal a esta edad sigue siendo la leche materna o la leche de fórmula que toma. Normalmente a partir de los 10 meses se puede introducir el yogur en su dieta, siempre bajo recomendación del pediatra, de modo que llegar al nivel de calcio necesario es más fácil.

A partir del año

Es a partir de esta edad  y hasta los tres años cuando tu pequeño necesita más de 500 miligramos de calcio al día.  Cabe destacar que hablamos de una cantidad diaria que no se puede compensar ni recuperar tomando más el día siguiente. Por eso, es una buena idea que tu hijo o hija tome por ejemplo, si no sigue tomando leche materna, tome un buen vaso de leche de crecimiento, y otros lácteos como el yogur y el queso. Además, el calcio está presente en otros alimentos como es el caso del brócoli y las espinacas.

Es interesante saber el organismo necesita unos niveles correctos de vitamina D para que la absorción del calcio sea la adecuada. Esta vitamina está presente en la yema de huevo, el queso y el pescado azul. 

Artículos relacionados